Principios Institucionales

  • Comunicación  fluida entre padres y educadoras

Para asegurar la coherencia debida entre la formación que se brinda en la familia y la formación en el Colegio buscamos no solo que la comunicación sea lo más fluida posible sino que los principios que se imparten en casa sean reforzados en el colegio. El Colegio y la familia forman al alumno en una misma dirección, con los mismos principios. En todo momento se fomenta el compromiso libre y abierto de padres, maestros, personal no docente y alumnos con el modelo educativo propuesto, contemplándose valores de la cultura, de convivencia social y de sentido de trascendencia de la persona humana.

 

  • Concepción cristiana del hombre y de la vida

El espíritu y la práctica educativa de los colegios de Piura 450 se basan en una concepción cristiana del hombre y de la vida, guiada siempre por la fidelidad a las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia Católica, desarrollándose todas las actividades con el máximo respeto hacia la libertad de las conciencias.

 

  • Colegio de educación diferenciada

En Ceibos contribuimos para que cada  alumna cultive las cualidades propias de su modo de ser femenino, por ello el trabajo en las aulas  de los niveles primaria y secundaria se permite una mejor atención a la diversidad personal de las niñas pues  las variables emocionales, conductuales y evolutivas son más homogéneas.

 

  • Formación en valores 

a través del desarrollo de las virtudes humanas y de las virtudes sociales, enseñando -con respeto- el deber de actuar con libertad personal en las tareas civiles orientadas al bien común, procurando la adquisición de hábitos de convivencia, cooperación, solidaridad y respeto por la libertad de los demás.

 

  • Educación personalizada

Cada alumna tiene un estilo y un ritmo de aprendizaje diferente al de las demás, por lo cual necesita  una atención personalizada que le ayude a conocerse a sí misma, a desarrollar al máximo sus aptitudes, a aceptar sus dificultades y aprender a superarlas.

 

  • Educación de calidad 

Se procura el esfuerzo y el estudio personal de cada alumna, ayudándole a realizar un trabajo bien hecho como medio de perfeccionamiento personal y de servicio al bien de la sociedad. Se pretende la educación de calidad con medios ordinarios en los que el proceso educativo procura el esfuerzo y el estudio personales de cada alumno.

 

  • Los padres  son los protagonistas de la educación

La actividad educativa en el  Colegio se considera, como delegada y colaboradora, no sustituye  la acción educativa familiar. Los padres, en su calidad de primeros educadores,  tienen el derecho y la responsabilidad  de la educación de sus hijos. EL Colegio siempre les brindará la ayuda necesaria para desempeñar su tarea de educadores mediante   actividades de orientación familiar. 

Por esta razón la relación de los padres con el Preceptor de sus hijos constituye uno de los pilares más importantes  de la vida colegial, que asegura la relación Familia – Colegio y la formación de los hijos.

 

 

Principios Pedagógicos

Se practica la educación personalizada que consiste en formar personas libres que actúen responsablemente; y por ello, los grandes principios pedagógicos adoptados en los colegios de Piura 450 se centran en la persona, en cómo ayudarla a lograr su pleno desarrollo.

 

Se promueve la educación integral de cada alumno atendiendo a sus aspectos intelectuales, técnicos, deportivos, estéticos, sociales, culturales y espirituales, a través de actividades educativas que procuran el desarrollo del sentido de responsabilidad para el correcto ejercicio de la libertad personal.

 

Se pretende la educación de calidad con medios ordinarios en los que el proceso educativo procura el esfuerzo y el estudio personales de cada alumno, ayudándole a realizar un trabajo bien hecho como medio de perfeccionamiento personal y de servicio al bien de la sociedad.

 

Se fomenta la educación en valores a través del desarrollo de las virtudes humanas y de las virtudes sociales, enseñando con respeto- el deber de actuar con libertad personal en las tareas civiles orientadas al bien común, procurando la adquisición de hábitos de convivencia, cooperación, solidaridad y respeto por la libertad de los demás.