El por qué de una enseñanza diferenciada

 

Es una opción pedagógica que busca atender más específicamente a la diversidad entre el hombre y la mujer, es decir se educa teniendo en cuenta las particularidades de aprendizaje de cada sexo.

Los colegios de Educación Diferenciada preparan a las niñas y a los niños para el complejo y cambiante mundo que deben afrontar; lo que les permite desarrollar la confianza en sus propias capacidades como individuos ayudándolos a desarrollar mejor su personalidad femenina o masculina según corresponda.

El hombre y la mujer tienen la misma dignidad y los mismos derechos, pero presentan diferencias que afectan a toda su persona, y el modelo educativo de la enseñanza diferenciada apuesta por una atención especializada en esas características propias de cada sexo. El equipo educador de Ceibos conoce muy bien las características de los niños en el nivel inicial y de las niñas en cada etapa de su desarrollo. Estamos más especializados.

Si hablamos de las diferencias entre chicas y chicos, se ha podido comprobar en los últimos 15 años mediante scanners y resonancias magnéticas que el cerebros de un hombre y de una mujer son diferentes desde el nacimiento, y que cada sexo sigue un desarrollo cerebral distinto a lo largo de los años. Se observa con claridad la diferencia en:

  • Habilidades lingüísticas
  • Ritmos de maduración física, psíquica y cognitiva
  • Estilos de aprendizaje
  • Formas de juego
  • Uso del espacio
  • Comportamiento

Estas desigualdades se hacen evidentes a partir de los seis años, edad que coincide con el ingreso al Nivel Primaria y en la que se opta por empezar a brindar a niños y niñas este estilo educativo como una alternativa que promueva una verdadera igualdad de oportunidades en el trabajo educativo.

Podemos concluir que la Educación Diferenciada es la mejor expresión de la Educación Personalizada.