Educación Personalizada

Es aquella educación que considera a la persona como fundamento de toda actividad educativa con la finalidad de prepararla para que sea capaz de formular y realizar su Proyecto Personal de Vida, conociéndose a sí mismo con sus posibilidades y limitaciones, conociendo el mundo que le rodea y participando con sus características individuales en la vida cotidiana. Se trata de de ayudar a los niños y adolescentes a a lograr su pleno desarrollo, a dirigir su propia vida a actuando con responsabilidad y libertad.

 

Las características esenciales que abarca el concepto de persona y que se tienen en cuenta para ofrecer una educación personalizada son: singularidad, autonomía y apertura.

 

Singularidad

El objetivo de la Educación es hacer al sujeto consciente de sus posibilidades y limitaciones. De esta manera comienza su motivación para ser, para crecer, para proyectarse al mundo tal como es, y dejando su huella personal en todo lo que hace con responsabilidad social. Permite que los trabajos y las relaciones escolares que se establezcan favorezcan el desarrollo de cada estudiante de acuerdo con su capacidad, sus intereses y su ritmo de aprendizaje; teniendo en cuenta sus circunstancias particulares.

Autonomía

La expresión autonomía puede ser definida como la capacidad de gobierno de sí mismo, la capacidad de hacer uso efectivo de la libertad entendiendo como libertad el “Enseñar a elegir o educar para elegir bien” brinda la posibilidad de participación de los alumnos en la planificación, organización y ejecución de actividades, de tal forma que los escolares puedan ejercer su libertad de aceptación, de elección y de iniciativa.

Apertura

La apertura es la disposición personal que permite al ser humano abrirse a sí mismo y al otro en un proceso de comunicación a través del lenguaje. Esta característica de la persona se manifiesta en las capacidades receptiva y expresiva; en la apertura a la realidad natural y a la trascendencia, en la posibilidad de cimentar el trabajo escolar en el desarrollo de la capacidad de comunicación; en la apertura de la institución escolar a la comunidad familiar y social.

 

La educación no se limita solamente al cultivo intelectual, reconoce el valor de otras dimensiones del ser humano, tales como: afectivo, psicomotor, volitivo, físico, entre otras. Por ello en Ceibos brindamos una educación que contempla el trabajo especializado para el desarrollo de cada una de las dimensiones mencionadas.